20121101

Silent Fox


Es el torbellino de sentimientos, que te recorre interiormente, que tenés atrapado como una tormenta inacabable, el que a la larga se transforma en la pena constante y la desesperación. Es esa pena la que te amarga los días, la que te obliga a sentir un infinito desprecio por lo que te rodea, la que te prohíbe pasar bien siquiera un momento, porque siempre piensas "es demasiado bueno como para ser verdad". Es esa desesperación la que sentís como ansiedad, la que te carcome las venas como un veneno ardiente, la que te obliga a pensar siempre que deberías estar haciendo otra cosa.
Pero lo que más duele es el silencio. El silencio que guardás, sacando afuera todo lo superficial, quejándote constantemente pero al fin y al cabo sin decir nada relevante. Tal vez decís que te querés morir, o tal vez emitís quejidos de dolor por alguna cosa en particular; pero lo hiciste tanto tiempo que ya nadie lo toma en cuenta. Cuando la tristeza no es creída, cuando el dolor en el alma parece superficial; cuando tenés que callarte la boca, guardarte adentro lo importante, porque... al final, sos alguien con mucha resistencia.
Cuando por infinitas razones tu alma se quiebra en pedazos, como un cristal impuro que no aguantó más la farsa. Cuando ves a tus amigos desmoronarse, cuando los ves partir y te preguntás "¿debería yo permanecer?". Cuando las dudas te acosan y, mientras tanto, las inexistentes relaciones ajenas te destrozan a golpes. Cuando te califican, como si intentaran decirte que sos sólo un número; cuando tu temor más grande se materializa en tus sueños, convirtiéndolos en terribles pesadillas; cuando ni siquiera cerrando los ojos podés estar en paz.
Es la pena que me devora, y es el silencio que mantengo. Son como hermanos inseparables que no parecen existir, porque uno tapa al otro. La pena superficial, las quejas que repito todo el tiempo, son las que cubren el eterno silencio, ese que detrás de sí mismo esconde el dolor real, ese que no puedo sacar afuera. Ese dolor que me ataca cuando me quedo en silencio, o cuando tal vez digo que no a todo cuando me encantaría decir que sí, o cuando me comporto de forma distante y violenta porque... porque tengo que mantener distancia de la gente. Si no mantenés distancia, te destruyen. Pero esa distancia es a su vez la que te hace querer al otro de verdad. Esa distancia es la que hace que te des cuenta de los intentos del otro por acercarse a vos, y que veas claramente quién te valora y quién no.
Pero es el silencio. Es el silencio el que se materializa en ira. Es la ira la que me apaga más y más. Es esta pena de la que no puedo escapar, que me abraza como látigos negros y me encierra, matándome poco a poco.

9 ghosts.

Srta. dijo...

¡ Hola !
Como siempre una entrada escalofriante, cargada de sentimiento y sufrimiento. Si tuviese que definir este texto en una palabra lo llamaría Desconfianza. Es lo que yo veo en este texto. Veo una desconfianza constante hacia los demás, cuyo origen reside en el miedo a sufrir por culpa de alguien a quien quieres.
Entiendo en cierta forma tu postura. A veces prefieres llevarte bien, pero nunca caer en confiar, porque piensas que te muestras debil, y no quieres dejar ver esa parte de ti por miedo a que te rechacen, no te crean, o cambien su opinión sobre ti. Es cierto, porque por desgracia muchas personas se comportan asi de mal. Pero se inteligente y fijate de verdad en los que si que puedes, porque a veces hay que llevarse palos para poder encontrar a una persona en la que si se pueda confiar totalmente.
Espero que te haya servido mi consejo, o comentario, pero no te sientas sola, quierete.
Por cierto, he visto que tienes twitter! Lo tienes privado, igual que yo! Hablamos, ¡ Un saludo !

Motherfucker (with a brain) dijo...

Sé como te sentís, es feo sentir que la pena te come viva cada día y que aunque intentes no podes sentirte bien, pero tenés que tener en cuenta que ya va a pasar, es algo de un momento no más, pero ya vas a dejar de sentir la tristeza :c

Me gusta como describís lo que te pasa c:

Let It Be -* dijo...

Todo en la vida pasa, no te encierres tanto, te deje una sorpresita en mi blog! besottes..

Charlotte Drawiness dijo...

El dolor duele más de lo que esperamos. Por una situación, estoy así hace cuatro días. Al principio, no comía, no tenía hambre y sentía que siempre iba a vomitar. Lloraba. Pero gracias a mi psicologa, pude calmar un poco eso. Suerte que lo pude arreglar antes de que se haga más grave.
Al principio, puede que el dolor sea exagerado, pero es verdad: el tiempo lo cura todo.

Mora dijo...

Has sido nominada al concurso Liebster award. Tienes más información en mi blog: www.moorablog.blogspot.com.ar

Aagus Borelli dijo...

Hola!!! perdoname, lose es una tonteria esto. Necesito publicar mi blog para que los demas me conozcan :). Si tu me quisieras promocionar estaria SUPER FELIZ, pero nadie quiere...
Perdoname, no me queda otra que promocionarlo en entradas, ya que no tengo demasiados medios para publicar :/


Mi Blog: http://my-damnpersonality.blogspot.com.ar/

Besos!Amor!Paz!
-Aagus

Micaela dijo...

Ánimos che, de todo se sale. Y te lo digo yo, que soy la mujer más pesimista del muuuuuuuuundo

Srta. dijo...

¡ HOLA !
creo que ya comente en esta entrada, porque se que la lei, pero te digo lo mismo, arriba ese animo y a ver las cosas con mas optimismo!
Te he encontrado en twitter! jajaja he visto que lo tienes en privado como yo ! jajaj quieres que te siga?
yo es que llevo las cuentas de twitter y blogger por separado, porque blogger es algo mas anonimo.
¡ Un saludo !

Carolina María   † dijo...

Hay que lindo texto :3♥

'Cause if I burn, so will you.