20111010

Ice breaks.

Me encuentro cercada por montes nevados. Una fría brisa me acaricia el rostro, para segundos después golpearlo con fuerza, aparentemente sin piedad. Claro que el viento no es conciente de lo que hace o deja de hacer. Es evidente que la indiferencia gobierna su mente inexistente, somos simple materia insignificante en un universo gigantesco. Los ojos se me entrecierran y un par de lágrimas luchan por escapar, pero las mantengo donde están. No lloro en público. Jamás. No importa la razón, a menos claro que sea el odio. No me molesta expresar el odio frente a otros. Pero la tristeza y la pena, me las guardo para mí.
Tengo el corazón de hielo. Helado. Aprendí a bloquear los insultos de la gente. Me cubrí con una capa fría que repele el amor y el darle a los demás la posibilidad de lastimarme. Sin embargo, mi corazón cristalino es frío y evita que la gente se acerque, pero eso no significa que sea irrompible. A veces se le desprenden partes. Partes que perdí y que sé perfectamente que no voy a recuperar. Pedazos valiosos como el oro. No, qué digo, cien veces más valiosos que eso: el oro se consigue, probablemente en un futuro se pueda crear y pierda todo su valor; las memorias son parte del pasado, los recuerdos quedan en la mente y los sentimientos que vivimos durante esos recuerdos, en el corazón, no se pueden recuperar. Cada tanto siento las rupturas, siento los pequeños agujeros que tengo, y me pregunto qué nos llevó a estar así.
Pero finalmente entendí, que todo vale tan poco que al final cualquier cosa es importante. La gente va y viene y nosotros no nos damos cuenta, pero cada persona que se cruza de modo imponente en nuestras vidas se lleva algo de nosotros. Quizás más, quizás menos, pero es un hecho que al dejar a la gente entrar a nuestras vidas, estamos dándoles el poder de golpearnos en lo más profundo y resquebrajarnos hasta vernos explotar en mil pedacitos.

16 ghosts.

María Ignacia dijo...

es triste, pero tienes muchisma razón...y como siempre que te digo cuanto te comento, ME ENCANTA TU BLOG AGUS!

Pain and suffering dijo...

Tienes muchísima razón.. Toda persona a la que le enseñamos nuestro ser, se lleva una parte de nosotros..
Por eso ahora tengo miedo de enseñarle a cualquier persona cómo soy.. no quiero que me destrocen :/
ays..
Te deseo lo mejor!
un beso!

N. dijo...

Que hermoso blog, te sigo y te voy a visitar diariamente. Me gustaria que me visites y me cometnes a ver que onda! Saludos, www.shealwaysmiles.blogspot.com

Rachel18 dijo...

hermosa entrada!!

Minobreesloquemenosimporta dijo...

Deprimente pero perfecta.

Helena dijo...

El viento golpea con fuerza. El viento también golpea las velas de un barco al viajar. De la misma manera que alguien puede entrar a tu vida y llevarse algo, pero a mí me gusta pensar que aún puede haber personas que me dejen algo.

Jean Carlos Escalante dijo...

Buena reflexión. Gracias por comentar.

sofi dijo...

Te dejo con un fragmento de la pelicula Dear John que dice: "The saddest people I've ever met in life are the ones who don't care deeply about anything at all."
Espero que sepas ingles y puedas entenderla. Un beso!

Ceci García Moyano dijo...

Me encanta tu blog! es muy muy original. cuando puedas pasá por el mío, es http://athousanddreamsofmysoul.blogspot.com
cuidate, besos!

Jenny dijo...

Me encanta tu blog, me encanta como escribes, me encantas toda tu. Gracias por encontrarme me pasare a menudo por aquí :) también entraron en mi vida, y me destrozaron en mil pedazos... hay que tener cuidado a quien dejamos entrar.

Belén dijo...

Me encanto tu blog:3 Un beso.

Papillon dijo...

http://lapoesiadepapillon.blogspot.com/
Poesía y Libertad

Pamshita Sandoval dijo...

Hermosa entrada! :) Te felicito... y tienes un premio en mi blog: http://delamoryotrosdesastres-pamshita.blogspot.com/ Besos!

Lily dijo...

Precioso *O*

Me encanta cómo escribes :)
Un beso,

Marlene Cinthia ~ dijo...

Hermoso blog!

Noe dijo...

Divina la entrada ame tu blog ya te estoy siguiendo te dejo mi blog así me seguís vos http://nadiedijoquelavidaesfacil.blogspot.com/

'Cause if I burn, so will you.